POR LA BOCA VIVE EL PEZ

Desde los orígenes de nuestro país, la pesca ocupa un espacio relegado en la matriz productiva y alimentaria. Sin ir más lejos, si uno mira hoy en día el organigrama del Estado se encontrará con que a nivel ministerial tenemos el “Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca”. Como vemos, desde la concepción del poder y de las responsabilidades, la pesca no parece prioridad para el gobierno (independientemente de los matices políticos que se han ido sucediendo).

Seguir leyendo