La regulación financiera

La globalización financiera es el movimiento masivo de capitales a través de las fronteras, direccionado por el poder privado internacional y de los Estados dominantes. ¿Es necesaria su regulación?


Por la Jurista Stella Maris Biocca – Titular de Cátedra y tratadista de Derecho Internacional Privado.

La globalización es la concentración del poder privado que sustituye al poder de los Estados periféricos. 

La globalización financiera es el movimiento masivo de capitales a través de las fronteras, que se puede entender como libre movimiento o, como es en definitiva, un movimiento direccionado por poder privado y de los Estados dominantes.

 Las inversiones en cuestión pueden ser activos reales (producción de bienes, servicios, inmuebles) o activos financieros (títulos obligaciones, acciones y derivados). 

A partir de 1973 finalizado el Acuerdo Bretton Woods se pasó del dinero mercancía al dinero fiduciario. Luego vendrá el sistema de cotizaciones flexibles, fluctuates y los contratos de futuro que según Milton Friedman serían elementos estabilizadores por efecto de las transacciones privadas.

El contrato se realiza entre un comprador que no retiene la mercadería porque la vende con ganancia y un vendedor que no la tiene, ni produce, pero organiza con ganancia. Los precios no se refieren a mercaderías, sino a otro precio de futuro. 

Se toman decisiones en atención a la probabilidad de operaciones. La estabilización de la economía fiduciaria  y de los sistemas monetarios ya no dependen de su conversión a oro o a dinero mercancía, sino es pensada como intercambio de dinero e información. 

La información sobre dinero en las operaciones es más importante que el dinero mismo. Un mercado eficiente es el que distribuye con eficiencia la información. 

La inestabilidad es el estado normal. El mercado financiero se intranquiliza ante su tranquilidad, se desestabiliza ante su estabilidad. Resulta interesante advertir dos consecuencias de este nuevo escenario: por un lado se aspira que esta nueva configuración  se extienda a toda la vida y no sólo a las relaciones financieras como suerte de un experimento social a escala mundial. Por eso, en general, las teorías neoliberales pretenden que la técnica del mercado libre rija la vida social y se imagina que ese mercado es, en definitiva, la Providencia que decide y coordina la vida total. Aunque no es la realización de una Providencia social, ni asume un mandato histórico filosófico. Pese a ello  se la considera teoría y se emplean técnicas propias del pensamiento religioso para su divulgación y aceptación. Pero las prácticas competitivas de mercado financiero no trae aparejado el bien común como un modelo interesante de negociación, no es un programa social provechoso (véase la obra el espectro del Capital de Joseph Vogl, Ed. Cruce. 2015). La experiencia Argentina de diciembre del 2015 a diciembre del 2019 es un claro ejemplo. Por tanto queda por decidir si corresponde regular al mercado financiero, teniendo en cuenta que no es como se pretende mero bienes privadas en manos privadas y fines privados, sino son bienes públicos que afectan y mueve a todos.

En Argentina se consideraba que el mercado se autorregulaba y así resultaba de la Ley 17811. En el 2012 se sancionó la Ley 26831 de mercado de capitales, que puso fin a la autorregulación e incorporó el rol del Estado mediante organismos de control, y federalizó el mercado antes mencionado. 

El neoliberalismo establece como esencial las leyes de libre mercado y rechaza cualquier intervención del Estado sobre el mismo. En consecuencia, a partir del 2016, se  comenzó a desregular el mercado desnaturalizando la ley. Se dejó de administrar los flujos financieros internacionales mediante diversas medidas que ampliaban la liberalización de entradas y salidas de divisas. El ingreso de capital especulativo y la fuga de divisas, sumado a un endeudamiento atroz, fue la consecuencia inmediata.             

Cabe como conclusión afirmar que la regulación financiera es necesaria, que las medidas globales, como por ejemplo para impedir el terrorismo, no alcanzan ante la virulencia de las crisis financieras. Por eso es imprescindible restablecer el rol del Estado regulador del mercado financiero.

Un comentario sobre “La regulación financiera”

Los comentarios están cerrados.