Dr. Ramón Carrillo, amigo de los pueblos

Recordamos hoy al Dr. Ramón Carrillo, nacido un 7 de marzo de 1906 en la provincia de Santiago del Estero, promotor y protagonista de la revolución sanitaria en nuestro país, gran amigo de los pueblos y fuente de inspiración permanente para quienes integramos Repliegue.

Tras una extensa militancia en F.O.R.J.A en su juventud siempre luchando por las causas de un proyecto nacional de liberación, anti imperialista, independiente y soberano, fue la primera persona en ejercer el cargo de Ministro de Salud Pública de la Nación, organismo creado tras las elecciones del 24 de febrero de 1946 como Secretaria con rango de Ministerio, y luego como Ministerio a partir de la reforma constitucional de 1949.

Las premisas ideológicas que guiaron sus acciones materiales fueron: que todas las personas tienen igual derecho a la vida y a la salud; que no puede haber una política sanitaria sin política social; y que de nada sirven las conquistas de la técnica medica si éstas no pueden llegar al pueblo por los medios adecuados.

Fue así́ que promovió́ el desarrollo de áreas inexploradas en nuestro país hasta entonces, como la medicina preventiva, la medicina social y la atención maternal e infantil.

En esa línea, planificó sus acciones según las problemáticas sanitarias de cada zona del país, extendiendo la atención medica hacia cada uno de sus rincones y estructurando un sistema sanitario en beneficio de toda la comunidad, pero más aún de las personas más excluidas, vulnerables y desprotegidas.

Durante su gestión se construyeron establecimientos sanitarios de avanzada para la época en todo el territorio nacional. Se implementaron campañas nacionales masivas de vacunación y prevención de enfermedades, con lo que se erradicaron, entre otras, el paludismo, la sífilis, el tifus y la brucelosis, y se disminuyó́ enormemente el índice de mortalidad infantil y de muertes por tuberculosis.

También, se creó́ la Empresa de Medicamentos del Estado Argentino (EMESTA), primera experiencia de producción farmacéutica nacional en el país.

Se mantendría en el cargo hasta 1954, el que sería luego disuelto por el golpe de Estado cívico militar de 1955, a partir del cual se canceló el Ministerio de Salud Pública así como aquel de Asistencia Social.

Más allá del oscurantismo al que fue sometido el pueblo argentino a partir de dicho gobierno cívico militar, la obra de Ramón Carrillo permanece vigente y en pie hasta el día de hoy. 

A los personajes que transforman la realidad de su época y con ello hacen la historia de su comunidad, los conocemos por sus acciones, pero también por el legado de sus palabras e ideas.

“Frente a las enfermedades que genera la miseria, frente a la tristeza, la angustia y el infortunio social de los pueblos, los microbios, como causas de enfermedad, son unas pobres causas”

“La medicina no sólo debe curar enfermos sino enseñar al pueblo a vivir, a vivir en salud y tratar que la vida se prolongue y sea digna de ser vivida”

“Saber que siempre hay alguien más desgraciado que uno, más necesitado de una sonrisa y de un gesto cordial o de una ayuda”

Deja una respuesta